ensalada tricolor
Ensaladas Salado Verduras

Ensalada tricolor de invierno

¡Buenos y fresquitos días! No sé qué tiempo hará donde vivas, pero en Vitoria hace un frío al más puro “winter is coming“. Pero eso no es motivo suficiente para que de vez en cuando apetezca una ensalada, aunque sea de acompañamiento.

Como ya te conté hace unos días, he estado haciendo el curso de Elka Mocker de Batch Cooking de la plataforma We Love You Academy. Si tienes unos minutos, te recomiendo que te des un paseo por ella. Tienen un montón de cursos, sobre todo de cocina saludable, pero también de yoga, alguno de cosmética natural y algún otro relacionado con el deporte.

En el curso de batch cooking aprendí una receta (entre otras muchas) que quiero compartir hoy contigo: ensalada tricolor. Yo la he apellidado “de invierno”, porque la mezcla de col con remolacha me recuerda a esta estación. No me preguntes por qué, no tengo ni idea 😛

Hay una cosa que me maravilla de esta ensalada tricolor de invierno. Vale, no, hay varias cosas que lo hacen y por eso te las voy a enumerar:

  • Es una manera genial de acabar con esas verduras a medias que siempre están en el frigorífico. Cada vez que compro una col o un repollo entero, se queda un cuarto bailando en el frigorífico y comiéndolo en ensalada se le da una vidilla que no veas.
  • Es muy versátil. Yo te doy la receta con 3 ingredientes, zanahoria, col y remolacha; pero está en tus manos personalizarla como quieras. ¿Tienes media manzana? Échala sin miedo. ¿Quizá un calabacín? Pues también, a la ensaladera.
  • Le puedas dar un extra de personalidad con el aliño y los toppings que le pongas.
  • No es necesario que te la comas el mismo día que la haces. Puedes macerarla un poco, a forma de pickle (encurtido), e ir dejando que fermente un poco. Dura una semana tranquilamente. El primer día tendrá un sabor más suave, pero el último habrá cogido un montón de aromas y se habrá convertido en un bocado fantástico para acompañar hamburguesas vegetales (por ejemplo). Para hacer el macerado, yo subiría la cantidad de ácido que os pongo en la receta. En vez de zumo de medio limón, échale el zumo del limón entero.

ensalada de col, remolacha y zanahoriaensalada de invierno

Ingredientes (3-4 personas)

  • 1/2 col blanca (puede ser también lombarda o una mezcla de las dos)
  • 3 zanahorias
  • 1 remolacha cruda
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • Zumo de medio limón
  • Un poco de ralladura de limón
  • Semillas tostadas al pimentón

Elaboración

  1. Pica en un procesador de alimentos la col, las zanahorias y la remolacha cruda. Si no tienes un procesador, utiliza una mandolina o un rallador. O sino con el cuchillo afilado de toda la vida y un poquito de paciencia. Quedará igual de rico.
  2. Cuando tengas todos los ingredientes picados, échalos en un bol, añade el aceite, el zumo de limón y su ralladura y la sal. Llega la parte divertida: masajear la ensalda. Sí, sí, masajearla.
  3. Mete las manos en la ensaladera y vete apretando las verduras hasta que veas que su volumen va dismunuyendo. Así lo que estamos haciendo es romper las fibras de las verduras y haciendo todos los nutrientes mucho más disponibles para nuestro cuerpo. Además, así conseguimos que la col y la remolacha, que igual son algo más duras, se ablanden y queden de lo más ricas.
  4. Una vez hecho esto tú decides si te la comes al momento servida con las semillas tostadas al pimentón, o esperas a que se macere un poco en la nevera.
  5. Si te decantas por la última opción, échale un poquito más de zumo de limón y déjala guardada en un bote hermético de cristal.

Para las semillas tostadas al pimentón:

  1. Pon en una sartén caliente un puñado de las semillas que más te gusten: en mi caso el mix era de semillas de sésamo, amapola y lino, con pipas de calabaza y girasol. Dóralas y ten cuidado que no se te quemen 🙂 Ponlas en un tarro de cristal y échales un poco de aceite de oliva y una cucharadita de pimentón. Cierra el bote y agita para que se impregnen bien. Están espectaculares.
  2. Para conservarlas, mete el bote hermético cerrado en la nevera. Yo suelo hacer bastante cantidad para ir cogiendo durante la semana. Le dan un toque genial a las ensaladas, salteados y cremas. Esta es otra de las recetas del curso de batch cooking. 🙂

ensalada tricolor de invierno con semillas ensalada tricolor de invierno

Como ves es una receta muy fácil, pero créeme que es sabor es genial. Ultimamente estoy probando a cocinar la remolacha de muchas maneras, porque era un alimento que tenía de lado, y realmente me está sorprendiendo. Si viste mi stories de Instagram de hace unos días, subí una compota de pera y remolacha que estaba de vicio.

Y hasta aquí el post del lunes, nos vemos el jueves con una receta de pan.

¡Qué tengas un buen día!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

2 thoughts on “Ensalada tricolor de invierno”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *