focaccia integral
Panes

Focaccia integral con romero y patata. Receta de Ibán Yarza

¡Hola! Si me seguís en Instragram ya sabréis que este finde hice una focaccia. Pues bien, puedo decir que, tras varios intentos, esta es la más rica que me ha salido.

Me gusta hacer muchas pruebas de platos que me gustan y siempre había querido encontrar una focaccia algo más saludable que las habituales. ¿Cómo hacer esto? Bajando la cantidad de grasa utilizada para hacerlas y/o añadiendo harinas integrales para conseguir una densidad nutricional mayor. Pero ya sabemos que al cambiar una receta el resultado también varía, ¿no? 🙂

En uno de los libro de pan que tengo, el de Pan Casero de Ibán Yarza, hay una receta de focaccia que siempre había querido probar y me puse mano a la obra nunca mejor dicho.

Lo único que hay que tener en cuenta para elaborar este pan es que hay que planearlo con algo más de un día de antelación. Yo lo quería para el domingo a la hora de comer, así que empecé a prepararlo el sábado por la mañana. Si has leído hasta aquí te habrás asustado con la cantidad de tiempo que necesitas, pero nada más lejos de la realidad. Con anterioridad se hace la biga del pan, que sería como una especie de pre-fermento para que el pan tenga más vida, sabor y aroma. Se tarda 5 minutos en tener listo y luego 24 horas de reposo, pero le da alma al pan y merece la pena.

El resto, es pan comido. 😛

focaccia de romero integral pan focaccia integral

Ingredientes

Biga

  • 75gr de harina integral
  • 65gr de harina panificable
  • 80gr de agua
  • 2gr de levadura fresca (0,7 si es seca)

Masa

  • Biga
  • 200gr de harina integral
  • 250gr de harina panificable
  • 350-370ml de agua
  • 100gr de patata cocida
  • 10gr de sal
  • 7gr de levadura

Encima

  • 15ml de aceite de oliva (1 cucharada)
  • 1/2 cucharada de romero seco
  • 1 pizca de sal

Elaboración

  1. El día anterior, mezcla los ingredientes de la biga, amasándolos durante un par de minutos. Guárdalo en un recipiente hermético en la nevera. Puede aguantar muy bien entre uno y tres días. Lo que hará es ir adquiriendo más acidez.
  2. Mezcla todos los ingredientes de la masa en un bol. Estará pegajoso pero no pasa nada, deja que repose 15 minutos y verás como se maneja mejor.
  3. Con una mano, estira una porción de la masa y pliégala sobre sí misma mientras gira el bol con la otra mano. Repite el proceso 10 veces y luego deja reposar 5 minutos.
  4. Alterna 3 tandas más de 10 pliegues con reposos de 5 minutos.
  5. Unta un recipiente con aceite de oliva y estira la masa con cuidado de no romperla. Estírala y pliégala como si fuera un tríptico.
  6. Deja reposar media hora y vuelve a repetir el plegado.
  7. Deja que fermente durante 1 hora más o menos.
  8. Echa aceite de oliva a una bandeja-recipiente-sartén (donde vayas a hacer el pan), vierte la masa de la focaccia y pliega los extremos de la derecha y la izquierda un cuarto hacia el interior y luego los de arriba y abajo. Dale la vuelta para que los pliegues queden boca abajo.
  9. Mezcla el aceite, romero y la sal.
  10. Unta la superficie de la focaccia con la mezcla de aceite, romero y sal y presiona la masa con la yema de los dedos. Mientras haces esto la masa irá cogiendo la forma de la bandeja.
  11. Deja que repose 10 minutos.
  12. Mientras tanto, precalienta el horno a 250ºC.
  13. Hornéala 15 minutos a 250ºC con mucha humedad (poniendo en el horno una bandeja muy caliente con agua dentro).
  14. Una vez pasado ese tiempo, quita la bandeja con agua, baja la temperatura a 210ºC y hornea 10 minutos.
  15. Baja la rejilla donde estés horneando la focaccia abajo del todo en tu horno y hornea 15 minutos más.
  16. Sácala del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla.

corteza focaccia focaccia integral de romero rebanada

Como ves es un pan fácil de preparar, que puede poner pegas a la hora del amasado por ser una masa con bastante líquido, pero nada que los reposos no arreglen. En mi caso he añadido a la focaccia solo un poco de romero, pero si te apetece puedes ponerle unos tomates cherry por encima, cebolla pochada, algo de calabaza (como ponía Ibán en su receta), etc. Personalízala a tu gusto. 🙂

Y si ves que esta es demasiado “esponjosa” y buscas un pan más plano, aquí tienes el pan plano con aroma mediterráneo que publiqué hace poquito.

Espero que te animes y estaré encantada si compartes conmigo tu resultado.

¡Feliz día!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *