grissini palitos de pan integrales
Panes

Grissini. Palitos de pan integral

Cada semana cae un untable en casa, será cosa de querer aprovechar todo al máximo y acabar haciendo inventos de lo más variopintos. La duda llega en el momento en el que te preguntas: ¿y esto cómo me lo como? Normalmente los untables los solemos comer con palitos de zanahoria, pepino o tostadas de pan integral. Pero a mí las tostadas a veces se me hacen demasiado grandes o me parecen ya jugosas de por sí como para añadirles cosas cremosas. Así que, ni corta ni perezosa, el fin de semana me propuse hacer grissini (o palitos de pan integral).

Es la primera vez que los hacía, aunque me había leído la receta unas cuantas veces. La receta original es del libro “¿Hacemos pan?” de Iban Yarza y Alma Obregón, y llegaba con un marcador en la página desde el mismo día que lo compré. De todas formas, y como supongo que ya te imaginaras, he cambiado un poco su receta. No soy muy amiga de las harinas blancas, y aquí no iba a hacer una excepción.

Para ponérmelo más difícil, en vez de hacer solo un tipo de grissini, me puse a hacer tres tipos: dos salados y uno dulce. ¿Qué podía salir mal? Pues muchas cosas, pero afortunadamente sonó la flauta y los tres sabores salieron ricos ricos. Semillas de sésamo y cachitos de tomate deshidratado para los salados, y mantequilla casera de avellana tostada para los dulces.

grisinis caseros grisinis integrales

Ingredientes (para unos 30-35 grissini)

  • 200gr de harina integral de trigo
  • 100gr de harina integral de espelta
  • 180gr agua templada
  • 2gr de levadura seca
  • 15gr de aceite de oliva virgen extra
  • 5gr de sal
  • Semillas de sésamo
  • 6 tomates deshidratados
  • Mantequilla de avellana tostada casera (o cualquier otra mantequilla de fruto seco que os guste)*

Elaboración

  1. Precalieta el  horno a 200ºC.
  2. Mezcla en un bol todos los ingredientes (salvo las semillas de sésamo, el tomate y la mantequilla de avellanas) hasta que se integré todo bien.
  3. Deja reposar 10 minutos.
  4. Cuando haya pasado ese tiempo amasa un poco la mezcla y deja que fermente una hora.
  5. Divide la masa en 3 porciones del mismo peso (más o menos). Cada masas irá con uno de los tres ingredientes que nos quedan por añadir.
  6. Prepara cachos de 15 gr de cada porción.
  7. Una vez tengas todos llega lo divertido, estirar la masa.
    1. Sésamo: haz churros con las porciones de masa y cuando tengas todas listas humedécelas con un poco de agua (un poco solo). Echa sobre la mesa las semillas de sésamo y haz que los grissini rueden sobre ellas.
    2. Tomate deshidratado: pica los tomates deshidratados en cachitos pequeños. Aplasta cada porción de masa de pan y pon dentro de ella unos cachitos de tomate. Vuelve a volearlas un poco y haz churros con cada porción.
    3. Mantequilla de avellana tostada: aplasta cada porción de masa de pan y pon dentro de ella un poco de la mantequilla de avellana tostada. Vuelve a volearlas un poco y haz churros con cada porción.
  8. Ponlas en una bandeja de horno sobre un papel sulfurizado (yo lo hice en tres tandas) y hornéalas 20 minutos a 200ºC.

*Cómo hacer mantequilla casera de avellana tostada

Mi recomendación a la hora de hacer una mantequilla de fruto seco casera es que hagas más de la que la receta te pide. Aguanta muy bien en un bote de cristal en el frigorífico y es un preparado genial para untar en panes o para echar a yogures y fruta.

  1. Coge 100gr de frutos secos (en este caso avellanas tostadas).
  2. Ponlos en el procesador de alimentos y tritura hasta que la grasa de los frutos secos empiece a emulsionar las “migas” de fruto seco.
  3. Depende de la potencia de tu procesador tardará más o menos, pero en cosa de 3-4 minutos empezarás a ver el resultado. Si quieres que la pasta sea muy fina, sigue triturando.
  4. Si vez que la pasta se va a los lados, ayúdate de una espátula para remover.
  5. Una vez hecha la mantequilla, métela en un bote hermético y a la nevera.

grisinis caseros integrales palitos de pan de tres sabores grisinis integrales de tres sabores

Si te animas a hacerlos te recomiendo que pruebes a combinarlos con los untables que he ido publicando. Para los dos salados (sésamo y tomate seco):

Para el de avellana:

Si te apetece probar sabores diferentes, los grissini de avellana también quedan genial con queso fresco.

Tengo que reconocer que soy más de pan-pan, pero estos grissini son perfectos para una comida/cena con amigos, un pico de domingo y cosas de ese estilo. Imagínate una mesa con hummus y untables acompañados de estos palitos de pan integral, quedas de diez.

¿Te animas a prepararlos?

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *