salchicha alemana vegana
Salado

Salchichas veganas blancas

¡Hola! ¿Qué tal has empezado la semana? Espero que con fuerza para recibir estas salchichas veganas blancas. Sí, sí, salchichas veganas, como lo oyes. Hace unos días por fin me anime a comprar un paquete de gluten para comenzar mi andadura culinaria por el mundo de las “carnes vegetales”. En mi caso no echo nada en falta el sabor de la carne, y nunca he sido consumidora de salchichas, embutidos y ese tipo de procesados; es más, ahora tampoco compro hamburguesas o salchichas vegetales, soy más de hacerme esas cosas en casa para asegurarme que lo que como es comida real.

Y es que, hoy en día mucha gente dice que no tiene tiempo para cocinar y que es por eso por lo que acaba comprando este tipo de alimentos ultraprocesados. Pues qué quieres que te diga, prefiero dedicarle un ratito más a la cocina y prepararme yo algo, que tener que andar comiendo cosas que llevan aditivos y vete-tu-a-saber-que-mas. Además, si te planificas bien, puedes hacer todo lo que te propongas. 🙂

Después de esta chapa (perdón), me gustaría decirte de dónde he sacado esta receta. Dando una vuelta por internet me encontré con la web Dimensión Vegana, un  blog de cocina vegana que bien merece una visita. De él me llamaron la atención tres recetas de salchichas veganas, pero sus “Salchichas alemanas sin carne” en concreto me encantaron. Creo recordar que en mi época “carnivora” (que tampoco lo fue tanto) las salchichas alemanas blancas me resultaban bastante peculiares; supongo que porque en mi ciudad no era habitual encontrarlas. Así que cuando vi estas en versión vegana, me lancé sin dudarlo.

Su sabor intenso por la mostaza, la pimienta y la cebolla no te dejará indiferente.

salchicha vegana con gluten salchicha vegana blanca con gluten de trigo

Ingredientes (9 salchichas – dependiendo del tamaño del que las hagas)

  • 250 g de gluten de trigo
  • 3 cucharadas (45gr) de harina de avena (o pan rallado)
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • ½ cucharadita de pimienta negra molida
  • ½ cucharadita de pimienta blanca molida
  • 2 cucharadas de orégano
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de comino molidos
  • ½ cucharadita comino en grano
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1 cubitos de verduras desmenuzado
  • 1 cebolla mediana muy picada
  • 1 y ½ taza de agua
  • Zumo de ½ limón
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon

Elaboración

  1. Mezcla en un bol los ingredientes secos. Remuévelo para que se mezclen bien.
  2. Añade los ingredientes líquidos.
  3. Amasa hasta que todos los ingredientes estén bien integrados (al menos 5 minutos). Una vez empieces a amasar el gluten irá cogiendo consistencia.
  4. Pon una cazuela llena de agua a hervir.
  5. Para formar las salchichas corta un trozo de film transparente y ponlo sobre la mesa. Coge una porción de masa, ponla sobre el film y dale forma de churro.
  6. Aprieta bien el film transparente y vete girando el churro de masa sobre sí mismo hasta que ya hayas terminado el cacho de film.
  7. Ata las salchichas con hilo de algodón del tamaño que prefieras.
  8. Hierve durante 1 hora.
  9. Una vez tengas las salchichas cocidas te las puedes comer, pero están mucho más ricas si las pasas un poco por la sartén para que se doren.
Valor nutricional por cada salchicha (si haces 9)

Kcal: 149,4 | Hidratos de carbono: 12gr | Proteínas: 22,3gr | Grasas: 1gr | Fibra: 0,9gr | Sal: 0,3gr

salchicha vegana blancasalchicha vegana salchicha blanca vegana

Si tienes alguna duda, te dejo de cómo forman las salchichas los chicos de Dimensión Vegana, en el que lo explican a las mil maravillas.

Te puedes comer estas salchichas de la forma que más te guste, entre pan y pan como si fuera un perrito caliente, en cachitos como he hecho yo acompañada por unas patatas al horno, calabaza asada y calabacín marinado, o si lo prefieres puedes utilizarlas como si fuera un embutido. Queda perfecta en bocatas 🙂 ¿Y qué tal si las picas un poco y las echas una pasta cocida? Pues seguro que también queda genial.

Tengo que reconocer que me asustaba un poco esto de hacer salchichas veganas. Me daba bastante respeto, ya que nunca había utilizado el gluten de trigo. Sin embargo el resultado ha sido tan positivo que no dudaré en hacer más cosas de este tipo. Ya tengo en la cabeza alguna idea guardada para compartir próximamente.

¡A disfrutar de la semana!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *