smoothie bowl mango y piña
Smoothies

Smoothie bowl de mango y piña

Tengo que reconocerlo, me encanta desayunar, y me gusta más todavía no repetir desayunos. Las prisas mañanera entre semana no me dejan mucho tiempo a la imaginación, pero los fines de semana me viene la inspiración de lo lindo y tiendo a estar más tiempo preparando el desayuno que comiéndolo XD. El protagonista de una de esas mañanas ha sido el smoothie bowl de mango y piña que traigo hoy.

Pero, ¿qué es un smoothie bowl?

¿Te acuerdas del green smoothie de hace unos días? Pues un smoothie bowl es eso pero con una base más densa, lo que hace que se pueda comer con cuchara en vez de beberlo. A esta base se le añaden toppings, entre los que se encuentran cachos de fruta, frutos secos, semillas, granola…

En primer lugar hay que tener esta base y la fórmula para hacerla es sencilla: frutas y verdura + líquido + cereal + especias (si se quieres)

A mí me gusta también añadirle un poco de yogur de soja o yogur natural sin azucarar; y hay gente que le echa endulzantes, pero en mi opinión, la fruta ya le aporta suficiente dulzor 🙂

En segundo lugar, los toppings. Aquí se trata de jugar con los sabores y las texturas. Una buena idea es mezclar cachitos de fruta (tanto como las que van dentro de la base, como cualquier otra) con semillas (sésamo, calabaza, lino…) y frutos secos. Elementos crujientes con una base cremosa significa éxito asegurado.

smoothie bowl

Y después de contarte todo esto, la receta de hoy.

Ingredientes (2 raciones):

Base

  • 1/2 mango maduro
  • 1 rodaja de piña madura
  • 1/2 pepino
  • 1 vaso de bebida de avena (o cualquier otra bebida vegetal o leche)
  • 1 taza de copos de avena
  • 2 cucharadas de yogur natural sin azucarar (o yogur de soja)
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo (si tienes jengibre fresco mejor que mejor, pero que sea un cachito pequeño)

Toppings

  • Cachos de piña y mango
  • Arándanos
  • Semillas de sésamo
  • Coco rallado
  • Nueces y cacahuetes

Elaboración

  1. Pon todos los ingredientes de la base en un vaso batidor y bate hasta que se haya convertido en una masa homogénea. Tiene que ser bastante espesa, ya que luego tiene que poder con el peso de los toppings. Si ves que es muy ligera, añádele unos copos de avena más; en cambio, si es demasiado espesa, échale un chorro de bebida de avena.
  2. Una vez tengas la base, échala sobre un cuenco.
  3. Ahora llega la parte divertida, añadir los toppings. Aquí puedes explayarte tanto tiempo como desees. Saca el/la artista que llevas dentro.

 

smoothie bowl de mango y piña collage smoothiearandanos semillas y mango

Las combinaciones son infinitas: verduras, frutas, semillas, frutos secos… ¡Lo que quieras! Todo está en echarle imaginación. En 10 minutos tendrás listo un desayuno saludable con el que empezar el día de la mejor manera.

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *