tortilla de patata con cebolla vegana
Legumbres Salado

Tortilla de patata vegana

¿Con cebolla o sin cebolla? Simplemente formulando esta pregunta ya sabrás de lo que va la receta de hoy (vale, y por el título y la foto también, jeje :P) Sí: tortilla de patata. Pero esta es una tortilla de patata vegana; así que también se podría añadir al paradigma de la tortilla: ¿con huevo o sin huevo?

He de decir que ambas versiones me gustan, no saben exactamente igual y ahí está un poco su encanto. No hace falta que seas vegano/a para poder disfrutar de esta tortilla ni mucho menos, pero está bien que sepas que si tienes antojo de tortilla de patata pero no tienes huevos y por casualidad hay harina de garbanzo en tu despensa, puedes quitarte el gusanillo en un abrir y cerrar de ojos.

Hay otro paso que he cambiado en la forma de cocinar las patatas. Personalmente, eso de freir no me gusta nada, me parece que las patatas son esponjas y si evitamos las frituras ganaremos en salud (no solo con las patatas, sino con cualquier alimento). Es por eso que desde hace mucho tiempo, cuando hago una tortilla, lo primero que preparo son unas patatas cocidas al vapor en el microondas.

Si has llegado hasta aquí y todavía no te has echado las manos a la cabeza, gracias 🙂 Te espera una receta hecha con todo el cariño con la que he intentado darle una vuelta a un plato tradicional para que sea más saludable (y sin renunciar al sabor claro).

tortilla vegana de patatatortilla de patata vegana

Ingredientes

  • 2 patatas (tamaño medio)
  • 2 cebollas pequeñas
  • 3/4 pimientos rojos asados
  • 4 cucharadas soperas de harina de garbanzos
  • 12 cucharadas de agua
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Pimienta (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato

Elaboración

  1. En un bol mezcla las cuatro cucharadas de harina de garbanzos con el agua, la cúrcuma y la sal y remueve con una varilla hasta tener una masa homogénea. Reserva
  2. Pica la cebolla y cocínala en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco de sal. Si vas con prisa puedes adelantar el proceso de pochado echándole el bicarbonato. Esto hará que ganes entre 10 y 15 minutos.
  3. Mientras se pocha la cebolla, limpia las patatas y estando un poco húmedas, envuélvelas de forma individual en film transparente. Con un cuchillo haz unos agujeros que traspasen el film y se claven en la patata. Esto hará que no exploten en el microondas.
  4. Mete las patatas en el microondas y cocínalas a máxima potencia durante 9 minutos.
  5. Una vez pasado este tiempo, deja que reposen un poco. Cuidado al quitarles el film, estará muy caliente.
  6. Cuando la cebolla esté cocinada, pica los pimientos rojos asados y échaselos. Remueve y deja que se cocinen durante un par de minutos. Después apaga el fuego y reserva.
  7. Quítale la piel a las patatas y pícalas como más te guste.
  8. Añade a la mezcla de harina de garbanzo y agua las patatas, la cebolla y el pimiento. Remueve con cuidado hasta que la mezcla líquida haya impregnado el resto de ingredientes.
  9. Pon una sartén al fuego ligeramente untada con aceite de oliva virgen extra. Tiene que estar a fuego medio.
  10. Cuando haya cogido temperatura, vierte la mezcla y dale un poco de forma si es necesario para que se adapte a la sartén.
  11. Cocina durante unos minutos, como si de una tortilla tradicional se tratase y dale la vuelta. Para ello utiliza un plato puesto sobre la sartén y con un movimiento rápido voltéala parar después volver a ponerla en la sartén.
  12. Deja que se cocine por el otro lado durante 4-5 minutos más y tendrás lista tu tortilla de patata vegana.

tortilla de patata vegana con cebolla y pimientotortilla vegana

Como ves la receta es muy similar a la tradicional salvo que se cambia el método de cocción de las patatas y el aglutinante, que en vez de ser el huevo es la harina de garbanzo mezclada con agua.

Volvamos a la pregunta inicial: con cebolla o sin cebolla. En mi caso, con cebolla y pimiento; me encanta el sabor que le da a la tortilla. Pero sé libre de ponerle o quitarle lo que tú quieras. ¿Quieres una tortilla 100% de patata? Quita la cebolla y el pimiento y añade una patata más a la receta. ¿No te gusta el pimiento? Pues se quita y aquí no pasas nada 🙂 ¿No tienes patatas pero si unos estupendos boniatos? ¡Adelante! Seguro que estará delicioso.

Espero que te haya gustado la receta y te animes a prepararla; y si tienes cualquier duda, dime, estoy aquí para ayudarte en lo que haga falta 🙂

¡Feliz día!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *