Ensalada de berenjena saludable
Ensaladas Legumbres Salado

Ensalada de brócoli, berenjena y garbanzos. Ideal para una cena diferente

Hay veces que pensamos que hay ingredientes que solo se pueden comer de una forma o a una temperatura concreta. En este caso hablo de la berenjena, el brócoli y los garbanzos. Normalmente, la berenjena se come caliente, ya sea salteada, asada, en pisto… El brócoli más de lo mismo: cocido, al vapor, salteado… Y, ¿qué decir de los garbanzos? Por eso quiero enseñarte hoy una receta que rompe con todos esos esquemas: una ensalada de brócoli, berenjena y garbanzos.

Vale que el frío parece que ha venido para quedarse y que ahora apetezca más comer caliente, pero tienes que darle una oportunidad a esta ensalada, te sorprenderá. Además, si quieres puedes comerla caliente; beneficios de estos alimentos tan polivalentes. Y si eso todavía no te convence para hacerla, lo que sí que lo hará será la velocidad con la que la puedes tener preparada: en 8 minutos de microondas. ¿Qué más se puede pedir?

Para cocer la berenjena y el brócoli he utilizado el estuche de vapor de Lékué, un elemento indispensable en mi día a día. Con él cocinas los alimentos sin perder sus propiedades, y en mucho menos tiempo.

Ensalada de brocoli y berenjena

Ingredientes (para dos personas)

  • 1 berenjena pequeña
  • Medio brócoli
  • Un bote pequeño de garbanzos cocidos
  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Salsa Worcestershire
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración

  1. Limpia y corta la berenjena en cubos de 1cm y ponlos en el estuche de vapor con un chorrito de agua. Yo dejo la piel, pero si no te gusta puedes quitarla.
  2. Mételo en el microondas 8 minutos a máxima potencia.
  3. Mientras tanto limpia y corta el brócoli en “arbolitos”. Cuando el microondas (con la berenjena dentro) llegue a los 5 minutos, es decir, que la berenjena lleve 3 minutos dentro; páralo y mete en el estuche de vapor el brócoli.
  4. Después de esos 5 minutos deja el estuche de vapor un par de minutos más reposando cerrado. Cuando pase este tiempo quita el agua de dentro del estuche y echa sobre la verdura un poco de sal.
  5. Deja enfriar la verdura. Si no tienes mucho tiempo puedes refrescarla debajo del grifo, pero lo mejor es que se enfríe poco a poco y luego la metas en el frigorífico.
  6. Una vez esté todo frío, escurre los garbanzos y lávalos. Échalos sobre el brócoli y la berenjena y resérvalo en el frigorífico hasta que vayas a comerlo.
  7. Antes de comer prepara el aliño: un chorro de aceite de oliva, zumo de medio limón, unas gotitas de salsa Worcestershire, una pizca de ajo en polvo, sal y pimienta.
  8. Échalo sobre la ensalada, y ¡a disfrutar!

Ensalada de brócoli, berenjena y garbanzos Brocoli y berenjena con garbanzos

Esta receta es perfecta para una cena ligera llena de nutrientes. Además, es una manera estupenda de añadir legumbres a nuestro día a día. ¿No te hacen mucha gracia los garbanzos? Puedes sustituirlos con alubias blancas, tofu salteado, lentejas… O si prefieres una versión con proteina animal: salmón o bacalao ahumado, atún o pollo asado.

¿Cómo convertir esta cena en una comida completa? ¡Cereales! Acompaña la ensalada de brócoli, berenjena y garbanzos con quinoa, mijo, arroz integral, incluso pasta integral; tendrás una comida de 10.

Y tú, ¿qué le echarías?

 

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

2 thoughts on “Ensalada de brócoli, berenjena y garbanzos. Ideal para una cena diferente”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.