galletas esponjosas de avena y zanahoria
Dulces

Galletas esponjosas de avena y zanahoria

De vez en cuando me gusta tener galletas caseras para calmar el gusanillo de media mañana o media tarde, pero siempre intentando que sean lo más saludables posibles y con la menor cantidad de azúcar. Es más, hay una receta de galletas de avena y sésamo que tengo pendiente para subir, en la que he sustituido el azúcar que llevaba por dátiles, y el resultado no estuvo nada mal.

Pero a lo que vamos, las galletas de hoy. Te presento mis galletas esponjosas de avena y zanahoria (se podría añadir al final centeno integral, pero se alarga demasiado el nombre :P).

Y es que, ¿qué hacer con un manojo de zanahorias que empiezan a estar más bien pochas? Pues unas galletas más saludables y mucho más ricas que las industriales.

Galletas esponjosas de avena y zanahoria galletas esponjosas

¿Qué tienen de especial estas galletas esponjosas de avena y zanahoria?

Al llevar levadura química en el horno se convierten en una mezcla entre galleta y bizcocho, y las especias (canela, nuez moscada y jengibre) me recuerdan muchísimo al otoño. Me parecen ideales para días lluviosos acompañando a una infusión caliente.

Ingredientes (para más o menos 25 galletas)

  • 1 taza  (250gr) de copos de avena
  • 1 taza  (250gr) de zanahoria rallada
  • 1 1/2 taza (375gr) de harina de centeno integral
  • 2/3 (160gr) taza de almendra molida
  • 1 huevo
  • 25ml de aceite de oliva
  • 1/2 taza (125ml) de bebida vegetal (avena, soja…)
  • 1/4 taza (60gr) de panela (o azúcar moreno)
  • 1 1/2 cucharadita de levadura química tipo Royal
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 cucharadita de jenbigre
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharada de extracto de vainilla

Elaboración

  1. Ralla la zanahoria.
  2. Mezcla en un bol el huevo con la panela, el aceite y la bebida vegetal hasta que este todo ligado.
  3. Añade a la mezcla la almendra molida, la harina de centeno integral, la avena y la levadura química.
  4. Cuando lo tengas todo más o menos integrado, añade la zanahoria rallada y sigue mezclando.
  5. Para terminar con la masa, añáde las especias y el extracto de vainilla.
  6. Una vez hagas esto, mételo tapado durante media hora en el frigorífico para que la masa se asiente un poco.
  7. Precalienta el horno a 180ºC.
  8. Vete formando bolitas de masa y ponlas sobre papel de horno en la bandeja que luego vayas a utilizar. Tu eres quién decide el tamaño 🙂
  9. Mete las galletas en el horno durante 15 minutos.
  10. Pasado este tiempo, sácalas del horno y pásalas a una rejilla hasta que se enfríen.
  11. Para almacenarlas, mételas en un recipiente hermético. Aguantan hasta una semana.

galletas de avena y smoothie mandarinaoat and carrots sponge cookies

Eso si, no hay que olvidar que, aunque sea poco, llevan azúcar, así que nada de pasarse, ni con el tamaño de las galletas ni con la cantidad 😛 Te animo además, a que aproveches el dulzor de las zanahorias para ir bajándole la cantidad de azúcar. O que vayas cambiando azúcar por dátiles hasta encontrar el punto de dulzor que te guste con 0 azúcar añadido. Yo ya estoy en proceso de i+D.

Por cierto, con una de estas fotos te estoy dando la pista del siguiente post 🙂 ¿Lo adivinas?

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.