pan de cerveza dos tipos
Panes

Pan de cerveza en dos versiones: hogaza y panificadora

Ahora que todos estamos descubriendo qué es la panadería casera, quería compartir contigo esta genial receta que hice hace unas semanas en casa. ¿Te acuerdas que hace un tiempo hice una visita a la fábrica de cervezas artesanas Byra? Pues esta es la receta que pone la guinda al pastel. Se trata de un pan de cerveza hecho de dos maneras distintas, uno a mano en forma de hogaza y el otro en panificadora.

Si te preguntas a ver si hay alguna diferencia en la masa, la respuesta es no, pero he querido mostrarte ambas opciones para que veas como queda la misma receta cocinada de manera distinta.

En esta ocasión, para darle una personalidad especial al pan he utilizado la cerveza Teufel que tienen en Byra. Es una cerveza intensa con muchísimo sabor a malta tostada y corteza de pan, lo que la hace perfecta para esta receta.

Pero a la personalidad de este pan le falta la otra mitad: el poolish. El poolish es un prefermento que se hace el día anterior, una especie de “masa madre rápida” con levadura, que le dará un montón de aromas y un sabor muy especial.

Ingredientes (para 1 pan, independientemente si quieres hacerlo en panificadora o a mano)

Poolish:

  • 63gr de cerveza Teufel de Byra (si no tienes esta cerveza podrías cambiarla por otra tipo Marzen, que te sepa un poco a tostado)
  • 63 gr de harina integral (puedes encontrarla en El Amasadero, sino reemplázala por harina integral normal)
  • 0,8gr de levadura seca de panadería (o 2,5gr de levadura fresca)

Masa final:

  • 200gr de harina de fuerza
  • 200gr de harina integral
  • 0,8gr de levadura seca de panadería (o 2,5gr de levadura fresca)
  • 250ml de agua tibia
  • 7,5gr. de sal

Elaboración

Común

  1. Prepara el poolish la noche anterior a hacer el pan: mezcla todos los ingredientes y déjalo a temperatura ambiente 2 horas. Después mételo en la nevera y espera al día siguiente.
  2. Al día siguiente verás que la textura y el olor de la masa son completamente distintos.

Hogaza

  1. Vierte el poolish en un bol y vete añadiéndole el resto de ingredientes salvo la sal. Mezcla.
  2. Vuelca la masa sobre una superficie enharinada y amasa durante 10 minutos, hasta que empiece a estar elástica. Déjala reposar 2 minutos y añáde después la sal. Amasa 10 minutos más.
  3. Dale forma de bola y métela sobre un cuenco enharinado. Tapa el cuenco y deja que fermente durante 1 hora.
  4. Vuelca de nuevo la masa en la mesa, divídela en dos y haz pliegues sobre sí misma (en cada una de ellas): coge de un extremo, pliega hacia adentro; después de un lateral y pliega; el otro lateral y finalmente de abajo. Dales la vuelta y bolea la masas. Vuelve a meterlas en el bol con la parte que han estado en contacto con la mesa hacia arriba, tapa y deja que reposen 2 horas.
  5. Precalienta el horno a 250ºC cuando le quede una media hora de fermentado al pan. Pon una bandeja abajo del todo, luego verás por qué.
  6. Vuelca las masas fermentadas sobre una bandeja con un papel de horno. Justo antes de meterla en el horno hazles unos cortes (greñado) con un cuchillo  bien afilado. Los cortes tienen que ser rápidos y hechos de canto, no de arriba a abajo.
  7. Cuando el horno esté bien caliente, mete los panes y añade un vaso de agua en la bandeja que has puesto antes en la placa de abajo. Esto generará vapor que hará que nuestros panes crezcan de la manera adecuada.
  8. Hornea 10 minutos a 250º. Luego abre la puerta del horno para que salga el  vapor y hornea a 220º 25 minutos.
  9. Deja que se enfríen completamente antes de comer.

Panificadora

  1. Pon los ingredientes en la cubeta de la panificadora: el poolish y los ingredientes de la masa.
  2. Pon el programa de Pan Integral o Pan Esponjoso (aquí imagino que cada panificadora será un mundo, así que pon el programa al que más acostumbrado/a estés)
  3. Cuando el pan esté hecho, deja que se enfríe por completo sobre una rejilla y a disfrutar.

pan de cerveza

Es posible que te parezca que hacerlo a mano es muy largo y que requiere muchos pasos, pero te prometo que en cuanto te pongas manos a la obra con el pan de cerveza vas a ver que no es nada difícil y el resultado te va a encantar.

¿Has probado a cocinar con cerveza alguna vez? Aquí te dejo las otras dos recetas que he preparado con esta bebida:

¿Te animas a convertirte en panadero/a casero/a?

¡Feliz día!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *