seitan adobado
Salado

Seitán adobado al horno

Si hay una cosa que me encanta es ir probando recetas que me encuentro por ahí. No sé muy bien cómo, la semana pasada aterricé en la web Nutrición Esencial, una web sobre cocina saludable y plant-based que me llamó mucho la atención. Me di una vuelta por sus artículos y vi unos bocaditos de seitán que me gustaron a más no poder. Siempre estoy buscando maneras diferentes de comer las cosas, y estaba acostumbrada a comer el seitán a la plancha, como si de un filete se tratara.

Pero, ¿qué es el seitán?

Según la Wikipedia el seitán es un preparado alimenticio a base de gluten de trigo. Se elabora lavando una masa de harina de trigo con agua, para separar el gluten del almidón que después se hierve en un caldo con salsa de soja, alga kombu y jengibre.

Para mí es una opción protéica más para el modo de alimentación que llevo, como lo son los derivados de la soja como el tofu o el tempeh. Un alimento que está de vez en cuando y con el que me gusta experimentar.

Seitán adobado

Esta vez no me he querido salir mucho de la receta original. He reemplazado alguna cosa (por falta de la original en la despensa) y he añadido alguna otra por simple gusto 🙂 En Nutrición Esencial “empanaban” todos los cachos de seitán adobado. Como no sabía si me iba a convencer mucho esta técnica, yo he hecho la mitad empanado y la otra mitad solo adobado. Te lo explico mejor en la elaboración.

seitan especiado al horno

Ingredientes (2-3 personas)

  • 250gr de seitán
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de orégano seco
  • ½ cucharadita de ajo en polvo
  • ½ cucharadita de cebolla seca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • Para el “empanado”:
    • 4 cucharadas de harina de lenteja roja + 8 cucharadas de agua
    • Harina de avena

Elaboración

  1. En un bol mezcla todo salvo el seitán y los ingredientes del empanado, es decir: el pimentón, el comino, el orégano, el ajo, la cebolla, el aceite y la salsa de soja. Si ves que la pasta es muy densa, échale un poco de agua.
  2. Corta el seitán en cachos irregulares. Ten en cuenta el tamaño del que los quieres hacer. En mi caso han sido tamaño “bocado”.
  3. Echa el seitán en el bol y mezcla hasta que esté bien impregnado. Deja reposar la mezcla en la nevera durante dos horas.
  4. Precalienta el horno a 200ºC, y saca el seitán de la nevera.

Versión Sin empanar

  1. Pon los cachos de seitán adobado en una bandeja con una hoja de papel de horno.
  2. Hornea durante 15 minutos.
  3. Sácalos del horno, dales la vuelta y hornea 10 minutos más.

Versión Empanado

  1. Prepara la mezcla del empanado. Mezcla la harina de lenteja roja con el agua hasta que se disuelva y se convierta en una pasta homogénea.
  2. Pon en un plato un poco de harina de avena. Nos servirá para “sella” el seitán.
  3. Pasa cada cacho de seitán por la harina de avena y sacude el exceso.
  4. Después pásalo por la mezcla de harina de lenteja y, también, sacude el exceso.
  5. Vete poniento uno a uno los cachos de seitán un una bandeja con una hoja de papel de horno.
  6. Hornea durante 15 minutos.
  7. Sácalos del horno, dales la vuelta y hornea 10 minutos más.

seitan adobado al horno seitan adobado dos maneras

A parte de mi receta, te dejo el link a los bocaditos de seitán adobado de Nutrición Esencial.

Si ya el seitán tiene un sabor particular, este adobado lo hace todavía más original. Te animo a que lo pruebes y me cuentes qué te ha parecido.

¡Qué tengas una buena semana!

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *