falafel casero
Legumbres Salado

Falafel – Croqueta de garbanzos

Los domingo acostumbro a preparar recetas algo más laboriosas, pero hay otros días que prefiero recetas fáciles de las que puedas sacar cantidades casi industriales de comida que se pueda congelar e ir repartiendo a lo largo de la semana. Este es el caso de la receta de hoy: falafel o croqueta de garbanzos.

¿Qué es el falafel?

El falafel es una croqueta de garbanzos originaria de algún lugar del subcontinente indio, que se ha dado a conocer gracias a los restaurantes especializados en comida oriental y vegetariana.

Habitualmente se sirve como entrante junto con una salsa de yogur, pero también puede presentarte dentro de un pan de pita con hummus y convertirlo en una especie de sandwich.

Si te decantas por la última opción, puedes combinarlo con la receta de pan de pita integral de la semana pasada.

Cómo preparar falafel

La base de la receta de hoy la he tomado prestada del libro de Cocina Vegana, de Virginia García y Lucía Martínez. Los cambios que he hecho tampoco han sido muy grandes. He eliminado el cilantro; es lo que tiene esta hierba, o te encanta o la detestas, y en mi caso gana la segunda. Otra de las cosas que he cambiado ha sido que le he añadido un poco de harina de garbanzo, porque sino se quedaba la masa demasiado húmeda y no podía formar las croquetas.

He querido acompañar el falafel, a parte de con el pan de pita, con una ensalada de rúcula y tomate y con una salsa de tahini. A parte de con estas cosas, los puedes acompañar con cebolla pochada, salsa de yogur, calabacín cortado en tiras finas, verduras salteadas… Las opciones son infinitas.

falafel al hornofalafel o croqueta de garbanzos

Ingredientes (el número de falafel dependerá del tamaño en el que hagas las bolitas)

  • 1 taza de garbanzos (tienen que estar remojados pero no cocidos)
  • 1/2 taza de harina de garbanzos
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo (si no te gusta el ajo crudo, puedes sustituirlo por 2 cucharadas de ajo en polvo)
  • 1 taza de perejil picado sin tallo (más o menos 25 gr)
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/3 de cucharadita de comino en polvo
  • 1/3 de cucharadita de comino en grano
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato
  • Pimienta molida
  • Aceite de oliva (en el caso de que las vayas a freír en vez de hacerlas en el horno)

Salsa tahini

  • Yogur natural sin azucarar
  • 1 cucharada de tahini (pasta de sésamo)
  • 1 chorrito de limón
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración

  1. La noche anterior (o mínimo 6 horas antes) a cuando vayas a hacer los falafel, pon los garbanzos a remojo.
  2. Escurre los garbanzos y ponlos en una picadora con el resto de ingredientes salvo el aceite de oliva. Si tu picadora es pequeña lo puedes hacer en dos veces y luego terminar de mezclar en un bol más grande.

Falafel al horno (opción recomendada 😛 )

  1. Precalienta el horno a 200ºC.
  2. Vete formando las croquetas y ponlas en papel de horno dejando algo de espacio entre ellos, ya que se hincharán un poco.
  3. Hornéalos durante 10 minutos, y una vez pase ese tiempo, dales la vuelta y déjalos 5 minutos más dentro del horno.

Falafel fritos

  1. Calienta aceite abundante a fuego medio-alto.
  2. Haz bolitas con la pasta de falafel. Aquí puedes hacerlas desde tamaño nuez, hasta king-size. Está en tu mano (nunca mejor dicho 😛 ).
  3. Fríelos hasta que estén dorados por todos sus lados y luego ponlos sobre un plato con papel absorbente.

falafel
falafel en pan de pita

Si, como yo, haces masa para un regimiento tienes dos opciones: congelar la masa en una bolsa con cierre hermético antes de cocinarla, o cocinar el falafel una vez hecho. En mi caso me suelo decantar por la segunda opción, así solo es necesario descongelar, pero existen las dos.

A primera vista puede parecer algo laborioso, pero en media hora puedes tener 30 bolitas de falafel listas, así que, en este caso, el tiempo no es excusa. ¡Manos a la obra!

¿Has hecho antes falafel? ¿Cómo lo haces? ¿Utilizas los mismos ingredientes?

¿Te ha gustado el post? ¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

2 thoughts on “Falafel – Croqueta de garbanzos”

  1. Kaixo! En primer lugar disculpa por una pregunta tan tan tan básica pero… me encantaría hacer esta receta.

    Pones que los garbanzos han de estar en remojo al menos durante 6h y nunca cocidos. El asunto es que habré dejado mis garbanzos en agua toda la noche (unas 12horas) y siguen como una piedra. Que estoy haciendo tan tan mal?

    Espero tu respuesta, mil gracias 🙂

    1. Kaixo Edorta!
      Tienes que fijarte en el tamaño de los garbanzos antes del remojo y después. Éstos seguirán duros después de las horas de remojo, pero estarán bastante más grandes.
      La cosa es que tienen que seguir duros, porque eso es lo que le da la gracia a la textura. Una vez los tritures, se convertirán en una especie de “migas”.
      No sé si me he conseguido explicar del todo bien. Pero, en resumen, al pasar las horas de remojo tienen que seguir duros, pero estarán lo suficientemente hidratados para que se puedan triturar 🙂
      Estoy segura que te quedarán genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *